Elevador de Santa Justa

A medio camino entre transporte y atracción turística, el Elevador de Santa Justa solucionó los problemas que había en Lisboa para comunicar la parte alta y baja de la ciudad.

El Elevador de Santa Justa es una de las formas más rápidas de llegar de La Baixa al Barrio Alto. Al igual que los tranvías, no es sólo un medio de transporte sino que se ha convertido en una atracción turística.

Como medio de transporte el elevador abrió sus puertas al público el 10 de julio de 1902 con el nombre de Elevador do Carmo. El día de su inauguración se vendieron más de 3.000 tickets.

El elevador fue acogido con gran entusiasmo por los habitantes de Lisboa, ya que la comunicación de la parte alta y baja de la ciudad había sido desde siempre un importante problema para el transporte.

En sus inicios el Elevador do Carmo funcionaba a vapor. El 6 de noviembre de 1907 se completó la instalación de motores eléctricos.

Elevador de Santa Justa como atracción turística

El Elevador de Santa Justa tiene 45 metros de altura y su estructura nos recuerda a Eiffel, no en vano fue construido por Raoul Mesnier de Ponsard, seguidor del arquitecto francés.

Desde su parte superior nos ofrece unas magnificas vistas de La Baixa y ha sido uno de los principales miradores desde su creación.

Como curiosidad, el elevador admite 20 personas para subir pero sólo 15 para bajar. En sus inicios transportaba 24 pasajeros.

Horario

Desde mayo hasta octubre: de 7:00 a 23:00 horas.
Desde noviembre hasta abril: de 7:00 a 22:00 horas.

Precio

5€ ida y vuelta.

Transporte

Metro: Baixa / Chiado‎, líneas azul y verde.

Lugares próximos

Plaza del Rossio (184 m)
La Baixa (196 m)
Castillo de San Jorge (529 m)
Plaza del Comercio (567 m)
Catedral de Lisboa (589 m)