Monumento a los Descubrimientos

Monumento a los Descubrimientos

Con 52 metros de altura este monumento conmemora el quinto centenario de la muerte de Henrique el Navegante, descubridor de Las Azores, Madeira y Cabo Verde.

Junto a la Torre de Belém y al Monasterio de los Jerónimos se encuentra este monumento de 52 metros de altura erigido en 1960 para conmemorar el quinientos aniversario de uno de los grandes descubridores de Portugal, el infante Henrique el Navegante, descubridor de Madeira, Las Azores y Cabo Verde.

El Monumento a los Descubrimientos contiene un grupo escultórico con forma de punta de carabela sobre el que el Infante abre camino a numerosos personajes que tuvieron que ver con los grandes descubrimientos de la historia de Portugal.

Mirador del Monumento a los Descubrimientos

Si queréis tener una panorámica de Belém desde las alturas podéis subir a lo alto de este monumento. La subida al monumento puede hacerse en ascensor.

Desde lo alto podréis contemplar el monumento de Belém, los barrios del oeste de la ciudad y, lo más importante, un mosaico de mármol al pie del monumento que representa una rosa de los vientos en cuyo centro se encuentra un mapamundi.

La Rosa de los Vientos mide 50 metros de diámetro y fue diseñada por Cristino da Silva. Supuso un regalo de la República de Sudáfrica.

Horario

Desde octubre hasta febrero: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Desde marzo hasta septiembre: todos los días de 10:00 a 19:00 horas.
Cerrado: 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Precio

Adultos: 4€.
Carnet joven y tercera edad: 2€.
Menores de 12 años: entrada gratuita.
Lisboa Card: 30% de descuento.

Transporte

Tranvía: línea 15.
Autobuses: 28, 714, 727, 729 y 751.
Tren: Belem, línea de Cascáis.

Lugares próximos

Museo Nacional de Arqueología (428 m)
Monasterio de los Jerónimos (449 m)
Museo dos Coches (681 m)
Belém (842 m)
Torre de Belém (919 m)