Puente 25 de Abril

Con 2.277 metros de longitud, el Puente 25 de Abril ostenta el récord de puente colgante más largo de Europa y fue el primer puente que se construyó en Lisboa.

Cuenta con dos alturas, el piso superior para automóviles y el inferior, añadido en 1999, para trenes.

Después de 45 meses de obras, el Puente 25 de Abril fue abierto al tráfico el 6 de agosto de 1966 con el nombre de puente Salazar. Al finalizar la Revolución de los Claveles del 25 de abril de 1974 adquirió su nombre actual.

Por su similitud y por haber sido fabricado por la misma empresa, a menudo se compara al Puente 25 de Abril con el Golden Gate de San Francisco.